miércoles, 17 de enero de 2018

ENERO VA PASANDO

Mientras enero avanza con el ritmo lento de las vacaciones, reuní algunos bellos objetos y me puse a jugar con la cámara. Éste es el resultado...



Me cautivó esta jarra de vidrio verde, que fue de mi abuela y colocando en ella unas espigas de penisetum la transformé en protagonista de mis fotos.



Detrás, una vieja caja de saquitos de té y un frasco de café de antes. Qué lindos envases tenían los artículos de almacén cuando no existía el plástico o no estaba tan difundido.



Asoman por un costado unas tacitas blancas y azules, tan simples como bonitas, y por supuesto, de edad indefinida, lo mismo que las de la siguiente foto.


También se roba mi atención esta tacita verde con su plato...



Un poco cachada y encantadora...



Enero va pasando y yo sigo observando a mi alrededor en busca de la belleza de todos los días.

8 comentarios:

  1. .Hola Marita... tiene mucha belleza en ese rincón que nos muestras.Realmente me dejaron enamorada la jarra verde y esas encantadoras tazitas..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angélica, me alegro de que te guste!

      Eliminar
  2. Un precioso bodegón lleno de encanto y de recuerdos, Marita. Nosotras también disfrutando creando rincones sólo por el enorme placer de fotografiarlos.

    Besos a montones de las dos.

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, crear solamente por crear y disfrutar sacándole fotos! Besos!

      Eliminar
  3. ¡Un rincón adorable, Marita, cargado de objetos con alma!
    Qué gusto crearlos para tener el placer de disfrutarlos y fotografiarlos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabel! Tal cual, objetos con alma porque tienen larga historia familiar en su haber. Besos!

      Eliminar